Heard this Song?

Record Labels

Pushing The Sky

 

Siempre quise hacerlo pero si dijera que fue planeado, mentiría…

 

 

El viernes me encontraba afuera del cine esperando a Birdie, quien llegó después de unos cuantos minutos hablando por celular, como poniéndose de acuerdo para algo. Una vez que terminó, la cuestioné con una expresión facial.

    –¿Qué crees? – dijo emocionada y a lo cual respondí con un típico “¿qué pasa?”.

    –¡El domingo me voy a aventar en paracaídas!–.

Mi sorpresa era evidente, y sin pensarlo siquiera, mi boca soltó un –¿En serio? pues invita ¿o qué?…–. Ella quedó aún más sorprendida por mi comentario tan repentino y seguro. Certificó nuevamente que lo estuviera diciendo con seriedad, y después de mi contunda afirmativa, tomó el celular, marcó a un número, y sólo dijo: “¡Hey!, qué onda… oye que apuntes a una persona más…”

 

…The deal was done…

 

De pronto me di cuenta que fui impulsivo y que tal vez sería bueno pensar las cosas antes de comprometerme a la locura… La experiencia no se puede describir, se tiene que vivir (aunque suene a cliché). Se había presentado la oportunidad y no pensaba desperdiciarla.

Esa noche, tan sutil como soy, entré a la recámara de mis padres y les dije: “me voy a aventar en paracaídas el domingo”. Como siempre, me dijeron que estaba loco y me dieron el avión; bueno, por lo menos ya no podrían culparme. yo lo intenté y cumplí con mi parte.

El domingo me levanté a las 6am (ya sé, crimen hacerlo en domingo, pero valió la pena), dejé un recado en la mesa que decía “Fui a aventarme en paracaídas. Nos vemos a las 4pm” y salí con toda la actitud al punto de reunión.

 

El lugar se encuentra como a hora y media de aquí, en Tototlán, Jalisco (poco después de Zapotlanejo). Después de un par de contratiempos, pero sin mayores problemas, llegamos a una fachada que es un hangar de fumigación. En cuanto llegamos fuimos bienvenidos por el staff, chavos entre los 20 y los 40, entre cotorreo y desmadre. El procedimiento es simple: firmas la responsiva, llenas una hoja con tus datos, pagas la cuota, esperas tu turno (porque solo caben 2 personas + sus instructores por vuelo), te dan un pequeño curso con instrucciones y pautas, te prestan el equipo, subes a la avioneta y bon voyage.  Aquí algunas imágenes del proceso:

 

 19256_490249550253_613680253_11381308_1820393_n  19256_490249560253_613680253_11381310_1609251_n 19256_490249585253_613680253_11381312_5967283_n 19256_490249595253_613680253_11381313_6162834_n

 

 

Bueno, ya estaba por subirme al avión y, salvaje como soy, decidí arriesgarme un poco más. Hablé con Gabriel (el instructor) y le pedí que estando en vuelo libre diéramos algunas vueltas. Me dijo que era algo extremo hacerlo en la primera vez, los cual me importó poco, así que insistí y aceptó…

Subimos a la avioneta como nos habían indicado y estábamos a punto de despegar cuando el camarógrafo de una revista que venía a hacer un reportaje sobre paracaidismo le pidió al piloto que tomara su cámara y sacara todas las fotos que pudiera (las cuales aún no he recibido, pero en cuanto las tenga las subo al blog). Despegamos entre risas y curiosamente yo seguía sin nervios. Estando en el aire, Gabriel, el piloto y yo, veníamos platicando, tomando fotos y disfrutando del paseo. Pasados unos minutos, me pidieron que cambiara a la posición de salida. Me acomodé, Gabriel enganchó el equipo y me indicó que cuando el piloto dijera “una milla”, me pusiera mis goggles.

    “Una milla”.

La adrenalina se disparó un poco, ajuste los lentes, revisión de todos los amarres. “Puerta”. Se abrió todo de golpe; el aire helado, el suelo debajo de nosotros a unos 3000 metros y moviéndose a toda velocidad. Saqué mi pie y lo sostuve contra la presión del aire mientras acomodaba mis manos en el marco de salida. Gabriel jaló mi cabeza hacia atrás y preguntó “¿Listo?”… “GO”

Salimos al encuentro del vacío. Giramos tal como habíamos acordado. El mundo se perdió, lo vi girar sin saber dónde era el cielo y la tierra. La velocidad era impresionante. Miré hacia abajo y vi como se acercaba el suelo hacía mí. Giré la cabeza al frente y a los lados para saborear el vuelo. Era libre. Al cabo de unos segundos, llevé las manos al arnés para sentir el jalón del paracaídas. Las risas de emoción se avivaron a lo lejos. Gabriel jaló unas cuerdas y volvimos a dar vueltas en repetidas ocasiones cual montaña rusa. Vi a Birdie aterrizar entre gritos de entusiasmo. Nosotros nos perfilamos nuevamente dando vueltas, aterrizando a gran velocidad… y bueno, ya saben el resto de la historia.

 

 Kowabunga 19256_490249750253_613680253_11381328_266489_n 19256_490249765253_613680253_11381330_1517723_n 19256_490249815253_613680253_11381334_3396682_n

 

La sensación fue increíble. Muchas personas sueñan con hacer esto antes de morir y como mencioné en el post pasado, yo quise intentarlo y se me cumplió.

 

Los "aventados" con los instructores

 

Un especial agradecimiento a Paracaidismo Guadalajara, pues con ustedes viví una experiencia que no olvidaré.

 

Para aquellos interesados, pueden visitar la página aquí para consultar precios, el lugar y algunos videos. Si tienen oportunidad, no lo piensen mucho y háganlo, no se arrepentirán….

 

 

R01 out…

5 comments to Pushing The Sky

  • Qué buena experiencia, espero hacerlo pronto… felicidades!

  • Ramiro

    Nice!
    Dime que si pagaste los 1800 pesos por las fotografias tomadas por un fotografo externo…las estaba viendo en la web y vaya que lo valen.

    Muy chido, felicidades, todo un salvaje y aventado como siempre jaja, vas a matar a tus padres algun dia.

  • Barbie

    Wow!! super nice!* A ver sii me animo un día…mi sueño más extremo (por ahora) es nadar con tiburones XD

    Saludos! =)

  • Ritvon

    Cacel: Vamos! se está armando un grupito para aventarnos y que salga más barato. Te informo en estos días.

    Ramirow: Jajaja no, de milagro compré el video. No soy mucho de comprar esas cosas. Ventaja que estuvo ahí la revista, solo espero me pasen pronto las fotos.

    Barbie: Que curioso, justamente hablamos de eso durante el viaje. Si se arma te aviso. (Y)

  • Birdie*

    wow padrisimo amor!!! que buena onda que te prendiste =)
    y sigue el parapente, y sigue el rafting en el Zambeze en Zambia =D jaja (algún día)…
    te quiero millones baby =) que padres fotos escogiste, pero falta la mejor en “EL MOMENTO” …

    Un beso guapo =*

Leave a Reply

 

 

 

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>