Heard this Song?



  • Shaken, not stirred

      En la jornada de la vida me he topado con varias disciplinas; pero sin duda, ...

Record Labels

Tunes ♪

Track 005: Avan!?

Recuerdo que algún momento lo platiqué con Tink, mientras le explicaba que no es tanto por lo que ocurre en el capítulo o a lo largo de la serie, si no por lo que me hace sentir, por esa pequeña parte de mí que cambia y que me impulsa a ser mejor. No sé si les pasa a todos, pero en mi caso tengo la facilidad de meterme en el personaje y sentir lo que esta sintiendo, sufrir sus pérdidas y llenarme de gozo con sus victorias, pero sobre todo siempre he tratado aprender algo de ellos y adquirir cualquier cualidad que me puedan transmitir (dígase tenacidad, confianza, liderazgo, valor, sacrificio, etcétera). Quizá es algo tonto, pero creo que en varias ocasiones me ha funcionado y ha forjado parte de mi carácter. Por más mamón o payaso que eso se escuche, estoy seguro que algunos de los que más me conocen entienden a lo que me refiero, sea para bien o para mal.

A lo largo de mi vida y desde que era muy pequeño me incursioné y fui tomando un especial afecto por las series de animación japonesa o animé. Al igual que muchos, tuve una fiebre por Los Caballeros del Zodiaco, vi las Guerreras Mágicas y me emocioné con Dragon Ball por mas de 500 capítulos. Seguí creciendo y mi gusto por este mundo de fantasía hizo lo mismo, mientras conocía más y más historias, me encontraba con diseños espectaculares (con los cuales aprendí a dibujar), deleité mis oídos con innumerables bandas sonoras (soundtracks), conocí términos como cosplay, otaku, convenciones… en fin, mis conocimientos del tema iban en aumento, aunque nunca me he llegado a considerar un experto ni mucho menos.

Pues bien, entre todas las series que conozco, hay varias que valen mucho la pena, otras que no tanto, algunas que disfruté mucho aun cuando eran bastante simples y una que otra que de plano sólo soporté un capítulo. Confieso que aún me faltan muchas de las grandes por ver, pero de las que he visto, únicamente existen 3 que hasta la fecha me llenan, me motivan y me dan algo que ninguna otra me da… y supongo que en algún momento hablaré de lo que me brindan las otras dos y por que son tan especiales, pero hoy quiero escribir sobre aquella que más afecto le tengo: “Las Aventuras de Fly”.

Por supuesto, las espadas, la magia, los dragones, los caballeros del dragón, Leona, un emblema y mil cosas más son un plus que hacen de esta serie una verdadera bomba de placer en casi todos los aspectos, que gran culpa tiene de que me gusten estas cosas y que supongo que sin ellos no me llamaría tanto. Sin embargo tal como mencioné arriba, no es tanto por lo que pase, sino por lo que me deja. Y lo que nadie sabe es que esta serie me dejó algo que parece tan cotidiano y simple, pero que si reflexionas un poco te darás cuenta que no es tan común, que realmente es difícil de conseguir y que poca gente aprecia: “Un maestro”, y la admiración y el respeto que se le puede dar.

Así es, es por esta caricatura que desde que era pequeño y hasta hoy en día trato con tanto respeto a mis maestros y profesores, aquellos que tienen esa vocación de enseñanza y deseos de compartir un momento de su vida para que la tuya pueda sobresalir aún más, buscando siempre un lazo especial y su reconocimiento. Como olvidar a Betina, que descubrió que era zurdo cuando mis padres ni siquiera lo había notado y los instruyó para mejorar mi desempeño; o a Miss Raquel, que notó mi facilidad para las matemáticas y me puso retos para explotar todo su potencial, además de brindarnos con un cariño de una segunda madre; la maestra Becky quien me abrió la visión sobre mí mismo; el profesor Edgar que me impulso a crear innumerables proyectos; también a mis “Senpai”, algunas personas que aunque no propiamente maestros, me enseñaron algo valioso, como DSchneider y el día que conocí su habitación, donde me mostró una increíble cantidad de soundtracks perfectamente ordenados y varios fabulosos scrolls, el otro lado del Gore y Heavy Metal. La SDN en general por su aportación del rol a mi vida y muy indirectamente enseñarme lo que realmente significa “Pal”. Sybelle quien me demostró que las mujeres también usan escopetas y marcadoras. Mr. Tonchi con su apoyo en el blog, la escritura y la invitación a varios eventos. Pero sobre todo a Mav. Lo cierto es que siempre lo he admirado y respetado como si fuera mi hermano mayor (y es por lo que lo llamo Bro). Un primo que ha sido mi Sensei desde tengo memoria. Ante todo, lo considero un tutor lleno de amplios conocimientos, tal como Aván lo es para Fly (y una curiosa coincidencia que el personaje principal de Mav, se llame Abán mientras que yo me identifico tanto con Fly), alguien que se ha preocupado por enseñarme un poco sobre la vida en general, de instruirme en tantos y diversos temas y de guiarme cuando ha sido necesario, aunque no siempre este de acuerdo con el. Los que nos conocen a ambos dicen que somos muy similares en ciertas actitudes y formas de expresarnos, que aunque no me guste esa clase de comparación, supongo que era de esperarse habiendo crecido bajo su tutela y portando su memento, la marca de Aván (referencia a la serie), así como Chechel tiene muchas actitudes muy similares a las mías (lástima que todavía no logro que aprenda la del ejercicio). A todos ustedes, molto grazie.

Ahora, después de tanto palabrerío se preguntarán por que de pronto me pongo a explicar algo así. La razón es la siguiente:

Precaución: La siguiente parte incluye spoiler sobre el manga “Dragon Quest Dai no Daiboken” o mejor conocida como “Las Aventuras de Fly”. Si esto no les molesta, sigan leyendo…

Resulta que inicié un proyecto junto con Kerios para hacernos de la mayor cantidad de series posibles, y por supuesto, “Las Aventuras de Fly” era una que no podía faltar. Lleno de la añoranza que me produce este serie, la descargué y volví a ver. Una vez más sentí la pérdida de Aván mientras escuchaba “Los sueños de antaño”, la emoción de cuando la espada de Fly se prende en llamas y logra un nuevo ataque, como vence enemigo tras enemigo y después… nada. Por x o y, el animé fue cancelado en su tiempo y la historia queda inconclusa. Yo sabía que prácticamente todos los animés están basados en un manga, pero nunca me habían llamado la atención hasta ahora. Busqué el manga y comencé la descarga inmediatamente (una verdadera flojera debo decir). Sin importarme, me puse a leer todo desde el principio, pues esta vez no quería perder ningún detalle (aunque debo decir que la serie es severamente fiel al manga, algo no muy común) y sin más, todo continuó sin problemas, yo seguí mi lectura cada tenía oportunidad y de pronto me encontré con esto en el capítulo 259:

Avan Returns

¡Aván esta vivo!

No, no es una jugarreta de los enemigos, realmente el maestro Aván esta vivo y unos capítulos más adelante explican por qué. OK! podrán decir que estoy es de lo más estúpido, idiota, geek o lo que quieran, pero realmente es demasiado impactante para mí. En primer lugar, este hecho cambia mi forma de ver la serie y principalmente cambia una parte de mi niñez radicalmente. Es un personaje que para mí ha estado muerto desde hace más de 10 años y de pronto aparece de la nada. Imaginen que esa persona que tanto admiran muere después de haber podido compartir sólo una pequeña parte de su conocimiento, lo extrañas, buscas vengar su muerte y resulta que no estaba muerto. Por otra parte, me dio mucha alegría verlo de nuevo, hacer su bromas tontas y demostrar su poder, además de que la explicación de su regreso es bastante sólida. Finalmente, el evento me dio un muy buen sabor de boca, pues entre todas las charlas y argumentos, todos (incluyendo a Aván y a Vearn [el malo]) reconocen que Fly es mucho más fuerte que Aván en lo que respecta a poder de combate, un plot convencional de que el alumno supera al maestro, PERO a la vez muestran por que él es el sensei. Nuevamente dejan ver su experiencia siendo más analítico antes las situaciones y habiendo desarrollado algo que nadie más puede usar, llegando a ser parte COMPLEMENTARIA del grupo. Vamos, en la mayoría de los casos, el maestro entra también al combate y sabe muchas técnicas que ayudan, pero la magia aquí radica en que el maestro no solo aprovecha las otras técnicas que ya sabe, si no que se va a entrenar para obtener nuevas técnicas para apoyar al grupo en algo que ningún otro personaje podría, a tal grado que se vuelve una inmensa amenaza principalmente por su liderazgo e inteligencia más que por su poder bruto. La retórica que brinda me pareció hermosa, así como “más vale maña que fuerza” y “el conocimiento te ayuda a hacer las cosas más fácilmente”, algo perfectamente aplicable a la vida real. No se si estoy loco por hacer tanto escándalo por un detalle tan “x” o por querer aprender de cosas irreales, pero varias cosas me quedan muy en claro: algo se movió dentro de mí, me dio ánimos inesperados, un sentimiento de superación, añoranza, se prestó un poco para abrirme en mi forma de ver las cosas, expresarme de mis maestros y claro, me da gusto ver al sensei de vuelta…

R01 out…

~

Como extra, aquí les dejo el video del ending de la serie:

2 comments to Track 005: Avan!?

  • 1. ehhh, realmente no tengo mucho que decir bro. Solo: gracias.
    2. Ya estarias quemandolo en CD, DVD, o comprando un disco duro para entregarme el manga. ya lo acabaste?

  • Ritvon

    Gracias a ti bro y claro, yo te quemo un DVD con el manga. Todavía no lo termino, voy empezando el volumen 30 de 37; espero terminarlo antes de que finalice el año.

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>